La Paz de Westfalia

Entrada triunfal del Legado Adrián Pauw
Entrada triunfal del Legado Adrián Pauw
High Resolution (71 KB)

Intercambio de los Documentos de Ratificación
Intercambio de los Documentos de Ratificación
High Resolution (49.5 KB)

El 24 de octubre de 1648, día en que se firmaron los tratados concluyentes de la Paz de Westafalia en las ciudades de Münster y de Osnabrück, llegó a su fín una guerra que durante 30 años decimó a la población alemana en un 40%. En este Tratado de Paz se restauraron los antiguos derechos de las Cortes del Imperio, se definieron las cesiones regionales por parte del Emperador en favor de Francia y Suecia y se establecieron la futura confesión religiosa y las nuevas prerrogativas y competencias de los diferentes órganos del Imperio Alemán.

El Tratado de Paz le confirmó a Francia la posesión de los Obispados de Metz, Toul y Verdún. De la Casa de Austria recibía además los condados provinciales de Alta Alsacia y de Baja Alsacia, la región del Sundgau y los derechos de gobierno sobre 10 ciudades imperiales alsacianas. Además se cedieron a Francia las fortalezas de Breisach y Pinerolo y el derecho de ocupación de Philippsburgo en Bruchsal.

Los beneficios de guerra para Suecia fueron las islas de Usedom, Rügen y Wollin, así como Pomerania Occidental, que inluía la desembocadura del río Oder y la ciudad de Stettin además de la ciudad de Wismar y los Obispados de Bremen y Verden del Aller, entregados en calidad de feudos del imperio, con voz y voto en la Dieta Imperial. Los diferentes sectores del Imperio tuvieron que reunir 5 millones de rixdales (moneda imperial, N.d.T.) como reparación de guerra.

Los Obispados de Cammin, Minden y Halberstadt le fueron concedidos a Brandemburgo, así como también Pomerania Oriental y el derecho a la aspiración al Principado de Magdeburgo. Mecklenburgo recibió los Obispados de Schwerin y Ratzeburgo a cambio de Wismar. Sajonia pudo conservar la región de Lusacia. A Hesse-Kassel le fueron concedidos la Abadía de Hersfeld y el condado de Schaumburgo. Baviera mantuvo el Alto Palatinado y la Dignidad Electoral del Palatinado, pero el Palatinado Renano le fue devuelto a Carlos Ludovico, hijo de Federico V, conjuntamente con la Dignidad Electoral recién instaurada, que venía a ser la octava.

El Emperador perdió poder y los Príncipes y Príncipes Electores asumieron derechos en igualdad a los del Emperador. Los Príncipes obtuvieron el derecho a formar alianzas a su discreción, ya sea con poderes extranjeros o entre ellos mismos. La política exterior del Emperador venía a depender de la aprobación de la Dieta Imperial. Las Ciudades Imperiales ingresaron a la Dieta como tercer estrato con voz y voto y con el mismo estatus que los Príncipes y Príncipes Electores.

Entre los acuerdos confesionales de la Paz de Westfalia existe un dicho cuyas consecuencias se extienden hasta el día de hoy. Se trata de el viejo dicho "Cuius regio, eius religio" (Es religión la del Señor de la región) que indica que la población debía profesar la Fe de su Señor. El sentido de este dicho se extendió en esos tiempos a que la profesión de la fe en una región y el estado de propiedad de la misma se fijaban de acuerdo a las condiciones que regían en ese año calendario y se congelaban para lo futuro. Así, desde ese año 1624, la distribución de las confesiones por regiones en Alemania casi no ha cambiado hasta la actualidad. Desde ese momento se empezaron a discutir los desacuerdos religiosos por la vía diplomática en las Dietas Imperiales, siendo representadas las diferentes posiciones por las entidades de cada confesión, vale decir el corpus catholicorum y el corpus evangelicorum.


[Top]


| HOMEPAGE | PROGRAMA DE ACTIVIDADES | RED DE LA PAZ | VISIONES POLÍTICAS | IMPLICANCIAS Y REPERCUCIONES | ALBUM DE VISITANTES PARA | VISITAS GUIADAS A LA CIUDAD | COMUNICADOS DE PRENSA | GUERRA DE LOS TREINTA AÑOS | LA PAZ DE WESTFALIA | PERSONAJES HISTÓRICOS | CRONOLOGÍA | SITEMAP | ARCHIO | E-MAIL | IMPRESSUM |

© 1998 STADT MÜNSTER - Projektgruppe 1998 in Zusammenarbeit mit dem Presse- und Informationsamt
Realisation: agenda media Agentur für interaktive Medien GmbH